Es más barato reciclar metales de la basura electrónica que sacarlo de las minas

Oro, platino, cobre, paladio… Para obtener estos y otros minerales presentes en muchos aparatos electrónicos no solo hace falta excavar y procesar los materiales, sino también emplear ingentes cantidades de agua o energía. Un reciente estudio ha concluido que recuperarlos a partir de los residuos tecnológicos que generamos sale hasta 13 veces más barato que extraerlos de yacimientos naturales.

El 2017 se cerró con un nuevo récord de basura electrónica generada a nivel mundial: según un informe de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (IUT), los denominados residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) superaron los 46 millones de toneladas el pasado año, una cantidad de chatarra equivalente a 4.500 veces los materiales que componen la torre Eiffel de París. Las predicciones apuntan que la cifra ascenderá hasta los 50 millones de toneladas en 2018.

El mismo trabajo, con datos de la Universidad de Naciones Unidas (UNU), señalaba que solo alrededor de un 20 % de todo ese montón de basura tecnológica se hace el reciclaje. Pero estos porcentajes, que ya resultan preocupantes, solo nos muestran una cara de la gestión ineficiente de los recursos. ¿Por qué no cambiar de punto de vista y hablar de cantidades de dinero? 

la mayor parte de la basura electrónica del país asiático son televisores, acumulados por largo tiempo en hogares y oficinas e introducidos en el sistema de gestión de residuos a partir del 2011, cuando entró en vigor la legislación sobre el reciclaje de los desechos tecnológicos en el territorio.

Si bien los investigadores reconocen que sus resultados están limitados a un caso concreto, “indican una tendencia y un potencial si se aplica a un rango más amplio de fuentes de basura electrónica y metales extraídos”, subrayan. Extender el análisis a otros minerales y otros países tendría un impacto positivo en la gestión de residuos electrónicos y su recuperación a nivel global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *