La oportunidad del reciclaje que México sigue desperdiciando

Pronto se cumplirá un mes desde que Reciclando México cerró sus puertas. El centro de acopio recolectaba residuos en San José del Cabo, en Baja California Sur, los separaba y los compactaba en pacas de 500 kilogramos que después hacían su recorrido hasta China vía Ensenada (Baja California).

 En enero de este año el país asiático dejó de comprar basura extranjera y clausuró muchas de sus plantas de reciclaje por ser altamente contaminantes. “Tuvimos que cerrar la sucursal de San José porque el precio del material bajó, los acaparadores están recibiendo el material mientras el mercado global del reciclaje se reconfigura”, explica gerente de operaciones de la empresa Recicladora del Pacífico, que cuenta con otros dos centros de acopio en Cabo San Lucas.

“En México sigue habiendo poco interés por el reciclaje, hay mucho estigma alrededor de los residuos y se necesitan más empresas que se dediquen a transformar esa basura en materia prima y la reintegren a la cadena productiva”

Tampoco ayuda la carencia de una cultura de reciclaje en la población. Incluso en Ciudad de México, en donde se implementó una nueva normativa en julio del año pasado exigiendo separar los residuos en las casas en orgánicos, inorgánicos reciclables, no reciclables y voluminosos, muchos ciudadanos siguen mezclando su basura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *